Perfil de citoquinas y anticuerpos en respuesta a infección por Plasmodium Vivax en una población del Sur de Bolívar, Colombia

Diana Gómez-Marrugo, Amileth Suarez-Causado, Carlos Moneriz-Pretell

DOI: https://doi.org/10.32997/rcb-2013-2754

Resumen

Introducción: la malaria es una importante causa de enfermedad y muerte en países tropicales. Las citoquinas inflamatorias producidas por el sistema inmune innato juegan un papel importante en la regulación de la inmunidad adaptativa frente a la etapa sanguínea del Plasmodium. Sin embargo, el papel de estos mediadores en la patogénesis de la enfermedad por P. vivax no es clara.

Objetivo: determinar los niveles séricos de citoquinas e IgG en pacientes infectados con P. vivax y correlacionar estas moléculas con la severidad de la enfermedad.

Metodología: estudio piloto de corte transversal realizado en el municipio de Montecristo, una población del sur del departamento de Bolívar, Colombia. El parásito de la malaria se identificó mediante examen microscópico. Los pacientes se distribuyeron en dos grupos: primera infección y reinfección por P. vivax y se compararon con un grupo control sano. Los niveles séricos de las citoquinas y de IgG se determinaron mediante la técnica de ELISA.

Resultados: los niveles de citoquinas e IgG fueron significativamente mayores en los pacientes con malaria en comparación con los controles sanos (p<0.05). Los niveles de IL-10 fueron significativamente mayores en el grupo de primera infección cuando se comparó con el grupo de reinfección (p<0.05). El cociente de IFN-γ/IL-10 fue mayor en el grupo de primera infección comparado con el grupo de reinfección.

Conclusión: la severidad de la enfermedad está fuertemente asociada a activación de citoquinas proinflamatorias y antiinflamatorias y a la respuesta inmune humoral. Rev. cienc.biomed. 2013; 4(1):86-97


Palabras clave

Plasmodium; Citoquinas; Inmunoglobulinas; Interferón gamma;

Texto completo:

PDF

Referencias

Hoffman SL, Subramanian GM, Collins FH, Venter JC. Plasmodium, human and Anopheles genomics and malaria. Nature. 2002; 415 (6872): 702-729.

Figtree M, Lee R, Bain L, Kennedy T, Mackertich S, Urban M, et al. Plasmodium knowlesi in human, Indonesian Borneo. Emerg Infect Dis. 2010; 16(4):672-674.

Martínez-Salazar E, Tobón-Castano A, Blair S. Natural Plasmodium knowlesi malaria infections in humans. Biomedica. 2012; 32(Suppl 1): 121-130.

Enayati A, Hemingway J. Malaria management: past, present, and future. Annu Rev Entomol. 2010;55:569-591.

Greenwood BM, Bojang K, Whitty CJ, Targett GA. Malaria. Lancet. 2005; 365(9469): 1487-1498.

WHO. World Malaria Report 2012. Geneva; 2012.

Ridley RG. Medical need, scientific opportunity and the drive for antimalarial drugs. Nature. 2002;415(6872):686-693.

Ospina OL, Cortes LJ, Cucunuba ZM, Mendoza NM, Chaparro P. Characterization of the national malaria diagnostic network, Colombia, 2006-2010. Biomedica. 2012;32 (Suppl

:46-59.

Byass P. Making sense of long-term changes in malaria. Lancet. 2008;372(9649):1523-

Pineros JG. Malaria and social health determinants: a new heuristic framework from the perspective of Latin American social medicine. Biomedica. 2010; 30(2): 178-187.

Chilengi R. Clinical development of malaria vaccines: should earlier trials be done in malaria endemic countries? Hum Vaccin. 2009; 5(9): 627-36.

Richie TL, Saul A. Progress and challenges for malaria vaccines. Nature. 2002; 415(6872): 694-701.


Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.