Detrás de la cerca

Contenido principal del artículo

Fabián Andrés Fernández Pájaro

Resumen




Cuando de niño me sentaba bajo el Rosal de savia, me sentía como en un profundo bosque, a donde se llega a través de un puente se arcoíris. Los grillos saltaban de las hojas, me miraban con sus infinitos ojos celestes de criaturas extraterrenales y se espantaban, viendo quien sabe qué criatura extraña en mí. Las libélulas, de aquel verde militar o de un rojo con negro, se elevaban en el cielo como diminutas máquinas que planeaban en la tarde azul sin una sola nube. Fijaba la mirada y podía llevar el ritmo de su respiración, cuando su cola se inflaba y se convertía en un anzuelo, semejando un dedo que suavemente se contrae. El gusano blanco permanecía estático bajo la hoja, ondulando de vez en cuando su torso aterciopelado. La crisálida en lo alto del tallo y la luz que se filtraba desde la altura. Aquello que se enroscaba sobre sí mismo y caía como un sereno sobre mis ropas... cada cosa se tornaba en quietud o se disparaba como un resorte. Sólo las hormigas permanecían indiferentes a todo movimiento del mundo, siempre concentradas en su estoica tarea. Su rio subía cualquier cuesta, bordeando diminutas piedras, separándose y volviéndose a unir en su cauce continuo, llevándose en su corriente uno que otro animalito muerto.




Descargas

Los datos de descargas todavía no están disponibles.

Detalles del artículo

Biografía del autor/a (VER)

Fabián Andrés Fernández Pájaro, Universidad de Cartagena

Estudiante de Lingüística y Literatura Séptimo semestre, Universidad de Cartagena.