Una vez se cierra el período de la convocatoria, los manuscritos son revisados por el comité editorial; el cual realiza una prueba del texto en la herramienta Turnitin para controlar la referenciación y prevenir casos de plagio.

Posteriormente, los evaluadores deben aplicar los siguientes  criterios de evaluación:

  • Organización interna.
  • Claridad y coherencia del discurso.
  • Relevancia del tema.
  • Dominio del tema y la historiografía sobre el mismo.
  • Aportes al conocimiento del objeto de estudio.
  • Contribución a futuras investigaciones en el área de conocimiento del artículo.
  • Interpretación y conclusiones.
  • Pertinencia del tema para la Revista

Los revisores diligenciaran un formato (FORMATO EVALUACIÓN DE ARTÍCULOS), diseñado por el Comité Editorial de la Revista El Taller de la Historia el cual se remitirá a los autores notificándoles el concepto y las recomendaciones de los revisores. Las evaluaciones tendrán cinco opciones de resultados: 1) Publicable sin modificaciones; 2) Publicable con modificaciones básicas; 3) Publicable con modificaciones básicas y algunas de estructura; 4) Reescribir contenidos para nueva evaluación y 5) No publicable.