La radicalización de la democracia como politización de la sociedad civil

Luis Eduardo Espinosa Velásquez, Félix Alonso Garay Porras



Resumen

La propuesta de una radicalización de la democracia se presenta como una alternativa a la democracia liberal, a una forma de democracia política del tipo representativo basada y mediatizada por la competencia entre partidos y elites políticas. Desde la perspectiva de una democracia radical se busca procurar nuevas prácticas políticas que vayan más allá de las tradicionalmente concebidas por la democracia representativa, dado que en ella el ejercicio democrático queda reducido a las formas institucionales de participación política, como sucede con el ejercicio del voto en las elecciones, lo cual no hace otra cosa que legitimar la funcionalidad del sistema.

 

Este tipo de democracia que busca ampliar el horizonte político del orden institucional de la política, supone la idea de politizar las esferas institucionales o fundamentos no políticos, no contingentes de la sociedad civil; supone también, según los defensores de la idea de una democracia radical, la pluralización de espacios de participación en los asuntos públicos, a partir de los cuales se pueda superar la escisión existente entre la sociedad y la política. De esta forma, se busca por medio del  uso  público de  la razón, que la fuerza  generada en la esfera de la opinión pública junto al poder emergido del ejercicio de prácticas deliberativas “se transforme, a través de la actividad legislativa en un poder utilizable administrativamente”. Es decir, en un poder no autopoiéticamente legitimado por un conjunto de normas, sino deliberativamente justificado por una  sociedad civil que pretende el fomento de formas emancipadas de vida.

Texto completo:

PDF

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.