Verónica Melendres Acevedo
Universidad de Cartagena
PDF

Resumen

El 27 de febrero de 1767, en el marco de la implementación de las Reformas Borbónicas, Carlos III firmó la orden de expulsión de los jesuitas de todos los dominios de España. Siguiendo la política que sus pares habían adelantado con anterioridad en Portugal (1759) y Francia (1762), este representante de la casa Borbón, además del extrañamiento de los miembros de la citada orden religiosa, autorizó la confiscación de sus propiedades y el establecimiento de Juntas de Temporalidades para que se encargaran de administrarlas. Se estima que, tras la implementación de esta medida, cerca de 6000 miembros de la Compañía de Jesús tuvieron que dejar los territorios españoles y exiliarse en Italia.

PDF

Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.